Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


Analistas simbólicos

Parece ser que eso es lo que somos. Mi jefe (que a pesar de haber llegado a jefe es un tipo que sabe mucho de muchas cosas y que adem�s es bastante sensato) me lo ha comunicado. Al parecer, es un t�rmino acu�ado por Robert Reich (responsable de trabajo de la Administraci�n Clinton) para referirse a este tipo de trabajos tan de la sociedad del conocimiento.
No voy a divagar m�s sobre el t�rmino, se puede leer m�s informaci�n aqui:
El hecho es que por un lado me ha hecho gracia (vamos, si ahora les digo a mis amigos que no soy consultor, sino «analista simb�lico», se me parten de la risa; por no hablar de mi pobre madre!!). Y por otro me ha dado cierto consuelo: existe una definici�n «acad�mica» sobre el tipo de trabajo que hacemos, tan…. intangible y tan… dif�cil de explicar a otros. Y no solo eso, sino que dice que este tipo de trabajo es importante para la sociedad del conocimiento.
Pues nada, ya me quedo mucho m�s tranquilo. Y es que el no ser «m�dico», «mec�nico», «agricultor», «fontanero»… vamos, profesiones que t� las dices y enseguida te ubican, pues me generaba a m� cierta inquietud.

3 comentarios en “Analistas simbólicos”

  1. Lo divertido es cuando en un documento tradicional (tipo Escrituras Notariales, Sentencias Judiciales, etc.) debes indicar tu profesi�n; la cara del escribiente de turno puede ser de pel�cula cuando le digas lo de analista simb�lico, igual hasta te dice que eso no se admite como determinados nombres en el Registro Civil

    Responder
  2. No puedo estar m�s de acuerdo con el autor cuando comenta lo mal que a veces se pasa a la hora de responder a la fat�dica pregunta: «Y t�, �a qu� te dedicas?».
    Desde hace ya unos cuantos a�os me dedico a la consultor�a y en todos esos a�os he saboreado las mieles de una profesi�n que puede ser realmente apasionante y tambi�n he gesticulado de forma rara al conocer sus amargores.
    En los �ltimos meses me he planteado muchas veces el dejar esta profesi�n y en la actualidad estoy pendiente de una posible oferta de trabajo.
    Sin embargo, hoy, en mi pen�ltimo d�a en un proyecto que me alejado de mi casa y de mi familia durante nueve largos meses, he sentido durante la comida de despedida que me ha ofrecido el cliente un momento realmente, perm�taseme la expresi�n, org�smico de satisfacci�n cuando tres personas con m�s canas que yo me han dado las gracias por todo lo que de m� han aprendido.
    �Analistas simb�licos? Lo de menos es el nombre, si la realidad es que ah� fuera se nos necesita, hacemos falta y cuando hacemos las cosas bien hechas aportamos mucho valor.

    Responder
  3. Bueno, ya sudan lo suyo con «Consultor». Lo �ltimo que me han puesto (a ver, que lo tengo aqui delante) es «T�cnicos y profesionales de apoyo». Bueno, han acertado.
    S�, �lvaro, as� es. Una permanente dualidad bastante inc�moda. S� (creo que ya lo he escrito alg�n d�a) que me costar�a salirme del rollo este. Pero creo que todos los d�as me lo planteo.
    Con lo f�cil que ser�a tenerlo claro…

    Responder

Deja un comentario