Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


De mudanza

Bueno, pues es el momento. Mañana día 5 vienen unos señores fortachones a desmantelar mi casa y llevársela a otra provincia. Los que hayáis sufrido una mudanza sabéis de qué va el tema y los inconvenientes que genera. Así que estos próximos días estaré con disponibilidad reducida, y más reducida aún «gracias» a Telefónica que, pese a haberlo solicitado con bien de antelación, todavía no ha tenido a bien dar de alta la línea en mi nuevo domicilio.
La verdad es que para mi nueva actividad, esta situación es una «putada»: privado de mi cordón umbilical, no puedo estar al tanto de las cosas que siguen pasando… intentaré conectarme lo antes posible por los medios que sean necesarios (wifis ajenas, conexión 3G, cibercafé/locutorio…) pero, en todo caso, estaré en peores condiciones que las habituales.
En fin, a ver si pasan pronto este par de días y empezamos a asentarnos en nuestro nuevo hogar.

3 comentarios en “De mudanza”

  1. Me alegro un montón que te mudes eres la primera persona que conozco que vuelve a sus origenes y deja la vida urbanita centrando su existencia en lo que realmente es importante…. Me alegro. Ayer me desperte con un sms el cual decía que el padre de un amigo LUIS se había muerto de un infarto con 57 años…. La vida hay que disfrutarla
    Felicidades

    Responder

Deja un comentario