Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


Marejadilla

Me ha pasado ya antes. Cierta sensaci�n de desidia laboral, cansancio, falta de energ�a y de motivaci�n… me ha pasado, de hecho, justo antes de cada cambio laboral que he tenido. �Ser� esta marejadilla, de nuevo, algo premonitorio?
O igual es un simple «Desorden afectivo estacional» que menciona Yabu. Ley�ndolo, todo coincide:

  • estamos a principios del invierno
  • siento falta de energ�a
  • una clara disminuci�n del inter�s por el trabajo u otras actividades importantes (fundamentalmente el trabajo)
  • aumento del apetito con aumento de peso (bueno, esto es cr�nico)
  • deseos de consumir carbohidratos (curioso, pero s�)
    aumento del sue�o, somnolencia diurna excesiva (no os lo pod�is imaginar: dormir�a 12 horas diarias si pudiera)

  • aislamiento social (no, esto no, al menos no especialmente)
  • disminuci�n de la actividad durante horas de la tarde, acompa�ada de disminuci�n de la energ�a y la concentraci�n (solo la segunda parte, la actividad es igual que el resto del d�a)
  • movimientos lentos, perezosos, let�rgicos (esto no s� si tambi�n es cr�nico)
  • Pues todo arreglado, me pido una baja laboral por estos s�ntomas y as� duermo. 🙂

    6 comentarios en “Marejadilla”

    1. Eso es la llamada de la hibernaci�n. Todos los osos la notan. Nosotros ya hemos evolucionado. Un par de horitas junto al radiador y un vaso de leche caliente don pastas y �flop! hasta el a�o que viene nada.
      O_o Yo se lo hago a mi hamster 🙂

      Responder
    2. Ahora que releo lo de los carbohidratos… He encontrado esta ma�ana una panaderia en la plaza de los patos donde venden el chocolate ese en barras que va envuelto en papel y que tanto me gustaba cuando era un chiquillo.
      �El chocolate son carbohidratos? �Sera SAD lo que tengo?
      Que bueno esta el jodio. Me he comprado ocho barras.

      Responder

    Deja un comentario