Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


Nunca pensé que las cosas llegarían tan lejos

Estaba leyendo el feed de Problogger y he encontrado una entrada en la que dice que siempre está buscando ejemplos de cómo bloguear ha abierto puertas a gente que ha iniciado un blog, y cómo a través de él se han generado oportunidades para desarrollar su carrera. Y la verdad es que no puedo pensar en un ejemplo mejor que en mí mismo…
Empecé este blog a final de 2004 como un medio para matar las horas muertas (que también las hay) como consultor. Me fuí enganchando. Empecé a escribir para El Blog Salmón meses después. Luego para Vayatele. Y finalmente surgió la oportunidad de incorporarme al equipo de Weblogs SL, dejando mi carrera de consultor. De hecho, ese cambio desencadenó incluso la posibilidad de dejar Madrid para venirme a vivir a Aranda.
Y todo empezó con un post… aquello de la teoría del caos y de la mariposa batiendo sus alas en Japón que puede provocar tormentas en Estados Unidos… cuanto más lo pienso, más me alucina.

1 comentario en “Nunca pensé que las cosas llegarían tan lejos”

  1. Felicidades por el camino realizado hasta ahora. Así es como suceden los grandes cambios. Seguramente si hubieras empezado a bloguear pensando en ganar dinero lo hubieras abandonado en un par de meses.

    Responder

Deja un comentario