Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


Tres escuelas distintas, una sola direcci�

El otro d�a tuve la oportunidad de entrevistarme con los tres m�ximos directivos de una compa��a para un trabajo que estamos haciendo. Se trata de una compa��a de servicios en la que, adem�s de un �mbito comercial y un �mbito de gesti�n, hay una parte creativa importante.
Y de esos tres �mbitos proced�an cada uno de los directivos. Ahora, sus responsabilidades son globales sobre la compa��a, pero su estilo est� claramente marcado por su trayectoria:

  • El gestor: un antiguo auditor, que entr� como director administrativo-financiero y ha evolucionado hacia la Alta Direcci�n. Sigue manteniendo «look» de auditor, con su traje gris y sobrio. Es tambi�n sobrio aunque educado en su trato, y maneja con soltura y elegancia la relaci�n; digamos que conoce y sigue el protocolo. Se siente c�modo cuando se habla de cuentas de resultados, de legislaciones, de… en general, lo que denominar�amos «asuntos internos».
  • El comercial: entr� a nivel junior en la compa��a, pero su conocimiento del negocio le ha permitido ir medrando. Tiene en la mente el negocio de forma constante. La relaci�n contigo le interesa pero s�lo en la medida en la que vea el posible beneficio en ella, bien a nivel empresa o bien a nivel personal. Si no captas su inter�s con algo as�, enseguida deja de prestar atenci�n y, directamente, pasa a otro tema. Sabe de todo, probablemente de forma superficial, pero lo suficiente como para mantener la conversaci�n si le interesa.
  • El creativo: el alma creativa de la empresa. Cree que la empresa sin �l no ser�a nada. Desde su vestuario a sus formas, es m�s rompedor: todo el protocolo del «gestor», �l se lo salta y no tiene inconveniente en ponerte en situaciones «extra�as». Todo lo que no sea su «arte» lo ve como accesorio e irrelevante. Se le nota un poso cultural s�lido, y una amplia gama de intereses vitales bien diferenciada.

Antes de continuar, decir que con esto no pretendo caracterizar en gen�rico a estos tipos de personajes, sino reflejar a estos tres en concreto.
De los tres, probablemente, el que menos me atraiga sea el «comercial»: se le ve tanto que busca su propio provecho, y muestra tan poco inter�s en todo lo dem�s, que genera en m� un comportamiento espejo. Es decir, que solo me interesa en la medida que pueda sacar algo de �l.
El «gestor» es alguien con quien la relaci�n es c�moda: hablamos el mismo idioma, respetamos los mismos c�digos… digamos que estamos en sinton�a. La parte negativa es que, seguramente, seamos demasiado parecidos como para que de ah� surja algo «emocionante»; probablemente seremos eficaces y cordiales, pero nada m�s.
Sin duda, mi preferido es el «creativo». Es posiblemente el m�s inc�modo de los tres, el que m�s puede en un momento determinado ponerte contra las cuerdas. Y no «a malas», sino que su comportamiento o sus argumentos simplemente te descolocan, porque est� «en otra onda». Pero es el que, por ser m�s diferente de lo que somos nosotros, m�s me puede aportar. Una visi�n distinta, unos referentes culturales y vitales diferenciados… m�s dif�cil de manejar, s�, pero m�s atractivo.
�Y puede sostenerse una compa��a dirigida por estos tres «p�jaros»? En mi opini�n s�, puesto que sus habilidades son complementarias. L�gicamente, debe haber respeto profesional entre ellos, y en este caso creo que s� lo hay. Ellos se aprecian, aunque se reconocen como diferentes. Curiosamente, cada uno de ellos conoce bastante bien (mejor que los posibles interesados) las debilidades de sus compa�eros. Una direcci�n colegiada de este tipo probablemente sea compleja de manejar, pero si se logra un «entente cordial», la conjunci�n de visiones y habilidades le dota de una ventaja competitiva clara frente a una direcci�n «monocrom�tica» como estoy seguro que muchos conocemos.

4 comentarios en “Tres escuelas distintas, una sola direcci�”

  1. Ah, el creativo. Es que siento debilidad por esa competencia… me lo has puesto f�cil esta vez, An�nimo.
    Claro que es el que m�s te puede aportar!
    El �nico matiz que le pondr�a a esta magn�fica entrada es que creo que no hay tipos absolutos, m�s bien somos todos «tipos relativos». � Cu�l es tu porcentaje de gestor, comercial y creativo ? En mi caso, creo que 25, 15 y 60, por ese orden. Evidentemente, cuanta m�s responsabilidad, los porcentajes deben ir igual�ndose, aunque me resisto…

    Responder
  2. Interesante an�lisis. Aunque parezca caricaturizar a las personas, muchas veces son ellas mismas las que lo piden con su actitud. Como comentas, para que funcione bien la relaci�n entre los tres tiene que haber mucha mano izquierda.

    Responder
  3. Si forman equipo y aparece la sinerg�a indudablemente es mucho m�s competitivo que lo que puede aportar una direcci�n «monocrom�tica».
    Aunque estoy de acuerdo con Tochismochis y Juanjo, en que en ese caso la persona al frente intentar� asumir los tres roles que describes, dificilmente conseguir� 33, 33 ,33 porque su personalidad le sesgar� hacia alguno de esos aspectos.

    Responder

Deja un comentario