Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


Consultores y comités

Estos �ltimos d�as, en Salidas de Emergencia se ha venido contando una historia (en fasc�culos) que no puedo dejar de mencionar. Y es eso lo que voy a hacer, mencionarla, y poner los enlaces para que sea el propio Eduardo quien lo relate (que lo hace muy bien y cualquier a�adido lo estropear�a).
Expertos y Comit�s
T� dile a Nom�s que digo yo que lo nombre y que lo comisione aqu� o en donde quiera, que despu�s le explico (I)
T� dile a Nom�s que digo yo que lo nombre y que lo comisione aqu� o en donde quiera, que despu�s le explico (II)
T� dile a Nom�s que digo yo que lo nombre y que lo comisione aqu� o en donde quiera, que despu�s le explico (III)
T� dile a Nom�s que digo yo que lo nombre y que lo comisione aqui o en donde quiera, que despu�s le explico (IV)
T� dile a Nom�s que digo yo que lo nombre y que lo comisione aqui o en donde quiera, que despu�s le explico (y V)
Recuerdo haber le�do sobre la «comitolog�a» de C.N.Parkinson, aunque nunca fui capaz de relocalizar dicho art�culo. Ahora, Eduardo me lo devuelve corregido y ampliado por la experiencia de su amigo Unai.

Un verdadero trozo de «vida de un consultor»

3 comentarios en “Consultores y comités”

  1. Consultor, lo primero es agradecer tu entusiasmo (y los enlaces, claro). Lo segundo es avisar a tus lectores de que se trata de una historia absurda, llena de trampas, gui�os y secretos (y, por supuesto, plagios). Mejor que no se asusten al tomar contacto con mis desequilibrios.

    Responder
  2. ya se sabe…
    «si quieres que algo no funcione, nombra un comit� que lo estudie»
    Real como la vida misma (lo prob� en mi �poca de consultora)

    Responder
  3. tambi�n aplicables estos otros:
    �qu� es un camello? un caballo dise�ado por un comit�
    y….
    Un comit� es la �nica forma viviente con 12 est�magos y ning�n cerebro

    Responder

Deja un comentario