Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


El descafeinado de Starbucks

Durmiendo en un Starbucks

Podría ser perfectamente una campaña de marketing «de guerrilla» de Starbucks, anunciando su nuevo café descafeinado. Pero no, es una instantánea real: dos tipos, subidos a un taburete estilo cigüeña, echando una siestecita en pleno escaparate del Starbucks.
Siempre he dicho que esos sitios «con vistas al exterior» (que en realidad son sitios con vistas desde el exterior) eran un tanto indiscretos incluso si lo que querías era simplemente tomar un café. Y para echar una siesta, no digamos. Sobre todo ahora, que cualquier desaprensivo se saca el móvil, te hace una foto y la cuelga de internet. Al menos no se les ve la cara…
Vía | El blog del brillante despliegue de sinónimos

3 comentarios en “El descafeinado de Starbucks”

  1. Estuve de vacaciones en Nueva York hace unos años (antes de la explosión de los Starbucks en España), y me encantaba ponerme en un escaparate como ese a las 8:00 en Times Square simplemente a ver pasar a la gente a sus trabajos: trajes con zapatillas de deporte y bolsita para los zapatos, avalanchas de gente saliendo del metro…un espectaculo para disfrutar desde la ventana. Nunca pensé que pudiera haber espectaculo para ver de fuera hacia dentro.

    Responder

Deja un comentario