Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


En el puerto de La Quesera (Riaza)

La Quesera
El pasado sábado decidimos aprovechar que hacía solecito para hacer una pequeña excursión. Nuestra idea era ver los hayedos de La Pedrosa y de Tejera Negra, que están cerquita de la localidad segoviana de Riaza, justo en la frontera entre Segovia y Guadalajara. Al final la excursión no salió como teníamos previsto por dos motivos: el primero es que las fechas ya eran tardías y los hayedos ya estaban más invernales que otoñales. Una lástima, porque tiene pinta de ser un lugar espectacular si hubiésemos ido dos o tres semanas antes (aquí se pueden ver algunas fotos del lugar en plenitud); apuntado para el año que viene. Y el segundo motivo es que al peque no le gustaba nada lo de estar por allí en lo alto. No sé si sería por el frío, por la altura, por la inestabilidad del terreno… el caso es que no quiso estar allí más tiempo del necesario, así que nos bajamos a Riaza, a la zona llamada El Rasero que es un llano grande lleno de columpios, y allí estuvimos echando el resto de mañana. Por cierto, que tomamos un muy agradable café en una terracita mirando al sol y disfrutando de la mañana otoñal… luego echamos un vistazo rápido al pueblo (había que volver para la hora de comer) que nos dejó con ganas de volver con más tiempo.
En la web de Riaza hay más información, que nos estudiaremos mejor la próxima vez 🙂

5 comentarios en “En el puerto de La Quesera (Riaza)”

  1. ¡Ey!¡Alguna de esas fotos es mía! 🙂 Nosotros estuvimos en los tres hayedos (Tejera Negra, Pedrosa y Montejo) hace ahora un mes aproximadamente y es realmente algo espectacular. Que no se te pase el año que viene 😉

    Responder
  2. ¡Qué casualidad! 🙂 La verdad es que mi hermana estuvo también a principios de noviembre y le encantó. A nosotros «se nos pasó el arroz», y era una lástima… parecía todo un bosque quemado de lo sequito que estaba ya.

    Responder
  3. La próxima vez que vuelvas a hacer una excursión por esa zona con más tiempo, me ofrezco a hacerte de guía virtual.
    No te puedes ni imaginar todo lo que hay que ver por allí si alguien te lo cuenta.

    Responder

Deja un comentario