Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


La m�quina del caf�

Nos han puesto una m�quina de caf�. Vale, ya s� que mucha gente tiene m�quina de caf�. Pero yo es que hasta ahora ten�a cafetera, y la echo de menos. S� que era un l�o (para tener una cafetera de ese estilo hace falta tener personal que est� pendiente de hacer caf�), y tampoco es que estuviese lo que se dice buen�simo.
Pero le daba un toque de calidez a la oficina: caf� siempre caliente, cafetera, servirse uno mismo, charlar con el personal…
Ahora todo es m�s «como en todos los sitios»: m�s fr�o, m�s impersonal.

3 comentarios en “La m�quina del caf�”

  1. Mmm… caf�eee… El aliado del perfecto oficinista. Yo era adicto a las m�quinas de caf� en la oficina. Mi preferido, el capuccino, con chocolate. Aunque s� que eso no era realmente caf�, eran polvos con agua. Pero me gustaba. Yo lo llamaba por su nombre: «un 27».

    Responder

Deja un comentario