Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


Selecci�n de ida y vuelta

En estas fechas, estamos reforzando nuestro equipo de consultores. Es buena se�al, el negocio va bien. La suerte de estar en un grupo relativamente peque�o es que esas tareas no recaen sobre un an�nimo "Departamento de Recursos Humanos", sino que todos tenemos una participaci�n activa en el proceso.
 
Se trata de una incorporaci�n "con experiencia", por lo que hay matices diferenciales respecto a la contrataci�n de nuevos licenciados (que se hace casi al peso). Adem�s, al ser un grupo peque�o, su perfil no solo profesional, sino personal, tiene que estar muy medido para que el equipo se refuerce, y no se desequilibre.
 
A la candidata que m�s gust� en una primera ronda de entrevistas, la hemos sometido a una ronda intensiva en la que hemos participado todos los miembros del grupo. La idea es doble: por un lado, que al verla todos podamos dar nuestra opini�n sobre ella, tanto en lo profesional como en lo personal. Por otro lado, se trata de poner todas las cartas sobre la mesa para que ella vea qu� es lo que hay. Si se incorpora, no se va a encontrar sorpresas, porque ya nos conocer� a todos.
 
Me parece que es una forma bastante razonable de afrontar un proceso de selecci�n. Porque la selecci�n tiene que ser de dos v�as: nosotros tenemos que seleccionar a un candidato, pero tenemos que conseguir que el candidato nos seleccione a nosotros. Puede parecer una tonter�a, ya que parece un lugar com�n que con un desempleo del 10%, sobran trabajadores entre los que escoger. Pero la realidad no es as�: cuando uno se pone a buscar, cuesta encontrar un buen perfil, y hay que luchar para atraerlo (porque la competencia es dura). Y la transparencia creo que es un buen arma  para lograrlo, sobre todo cuando lo que tienes que ense�ar puede ser atractivo.

4 comentarios en “Selecci�n de ida y vuelta”

  1. Reconozco que est� muy bien. No s� si mi empresa es un chollo, pero desde luego mi grupo dentro de ella (empezando por el jefe) s� lo es en muchas cosas.
    Es una cuesti�n elemental: si quieres traer a gente inteligente, tienes que tratarla como gente inteligente, porque los enga�os se ven de aqui a Lima.

    Responder

Deja un comentario