Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Si quieres saber cuáles son, te las cuento aquí


Aprendices en Bilbao

El viernes aproveché que íbamos de fin de semana a Bilbao-Vizcaya para acercarme al cuarto encuentro de Aprendices con un doble objetivo. Uno, el de poder saludar y conocer «en vivo» a personas con las que he interactuado durante largo tiempo por la red pero que, hasta ahora, no había conseguido «desvirtualizar». Y dos, comprobar in situ el funcionamiento de una iniciativa que, desde que tuve conocimiento de ella, me ha llamado siempre la atención.
Por el primer objetivo, nada más que satisfacción: como suele ser habitual en estos casos, la relación presencial es una transición suave desde la relación virtual, y desde el minuto 0 se siente uno como si llevase charlando desde hace siglos (lo cual es, en realidad, cierto).
Y en cuanto al segundo objetivo, también satisfacción. Aprendices es una evolución de los clásicos «Blogs&Beers» al que se le han quitado los «Beers» (al menos durante un rato) para focalizar la atención, se le han dotado de medios (una sala en condiciones, ordenadores y proyectores), se le ha dado una estructura (¿de qué vamos a hablar? ¿qué temas interesan?), un trabajo previo a las sesiones (vía wiki y lista de distribución) y un importante esfuerzo de recopilación posterior.
Así, el aspecto básicamente relacional de los Blogs&Beers se encauza hacia objetivos concretos transformándose así en una iniciativa realmente potente de intercambio y consolidación de conocimientos.
Fueron cuatro horas de charleta y pudieron haber sido muchas más. Por supuesto, también hubo zuritos y pintxos (no podía ser de otra manera siendo en Bilbao, claro) a los que no me pude quedar. Quizás para la próxima.

6 comentarios en “Aprendices en Bilbao”

  1. Felisillo, hijo, te voy a tener que dar un cursillo de blogs para que te relaciones bien conmigo… 🙂
    Yabu, es curioso, pero al final tengo la sensación de que esto de la 2.0 es un camino de ida y vuelta… usamos la tecnología para encontrar gente con la que charlar y tomar cañas. Antes se hacía por proximidad geográfica («el vecino», «los del barrio», «los del pueblo») y ahora por afinidad más global… pero en el fondo la necesidad a cubrir es la misma.
    Julen, era algo que tenía ganas de hacer desde hace tiempo. Espero que así sea!

    Responder

Deja un comentario