Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


La lentitud de las decisiones

Llevo un par de d�as "secuestrado" en un cliente. Y es que, por m�s tiempo que pasa, no dejan de sorprenderme tantas y tantas cosas… En este caso, la lentitud con la que se act�a, los tr�mites que todo requiere.
 
El jefe de un departamento nos contrata para hacer cosas que deber�a estar haciendo su equipo. Pero para hacer esas cosas, necesitamos que ese equipo nos provea de informaci�n. Y ese equipo no es homog�neo, sino que son tres subgrupos cada uno con su respectivo responsable. El caso es que para pedir cualquier cosa a cualquiera de esos grupos, yo se la tengo que pedir a una de las personas del grupo al que estoy asignado y �sta tiene que pedir "audiencia" al responsable del otro grupo.
 
P�ra empezar, esta persona puede tener o no como prioridad el solicitar esa informaci�n. Primer cuello de botella. Y para cuando decide hacerlo, llega el segundo.
 
Si lo pide por email, el seguimiento es dif�cil: no sabes si lo ha le�do, o si directamente no le ha hecho caso… si le abordas (no yo, eso ser�a pol�ticamente incorrecto), te deriva con un "tengo una reuni�n, luego lo vemos". Y as� se pasan un par de d�as �nicamente para pedir la informaci�n. Y mientras, el jefe supremo pensando que el trabajo se va haciendo.
 
�Conclusi�n? Al final, a �ltima hora, llegar� toda la informaci�n necesaria y el pringao del consultor tendr� que hacer horas extra bajo presi�n para poder terminar todo a tiempo. Y el jefe pensar� que su departamento funciona de forma fluida.
 
Entiendo que todo el mundo est� "superliado" (luego cuento algo al respecto), pero no estar�a de m�s que, por pura eficiencia organizativa, cediesen primero toda la informaci�n necesaria para facilitar el trabajo a los dem�s y luego se dedicasen a sus otras cosas. Que al fin y al cabo, yo estoy trabajando para ellos, no para m�!

4 comentarios en “La lentitud de las decisiones”

  1. Cuando est�s destinado en un cliente tienes, necesariamente, que adaptarte al medio. A veces, las cosas no son fluidas, pero son as� y hay que adaptarse. Es muy normal que los primeros d�as te surja ansiedad por querer cambiar las cosas o esperar un m�nimo de eficiencia, pero como eso no lo puedes hacer, lo mejor es relajarse pero no demasiado no vayan a convertite.

    Responder
  2. Los mayores revolcones que me he llevado profesionalmente, tanto como consultor (en el cliente) como en la empresa «normal», siempre han sido por no seguir ese protocolo «pol�ticamente correcto» e ir directamente a la fuente.
    La gente con responsabilidades se vuelve muy celosa respecto a sus «recursos», a su conocimiento, y sobre a «qu�-cojones-hace-este-metiendo-las-narices-en…»

    Responder
  3. Quiz� sea un mal recurso, pero podr�as probar a poner un acuse de recibo en los emails, as�, cuando la otra persona lo abra, al menos sabes cuando ha sido.

    Responder

Deja un comentario