Hay muchas cosas importantes que no nos enseñaron en la escuela, ¿no te parece?. Y aquí estamos, aprendiéndolas cada uno como puede... Me llamo Raúl y me gusta compartir ideas, reflexiones y herramientas que te ayudarán en tu trabajo y en tu vida. Cientos de personas ya se han suscrito a mi newsletter semanal gratuita. Más información, aquí


Método Zettelkasten en español: conceptos básicos

Qué es Zettelkasten

Zettelkasten es un método para tomar, clasificar y utilizar notas (de la importancia de tomar notas ya escribí un artículo, y otro sobre los errores que cometemos al tomar notas).

¿Con un nombre complicado? Sí. Pero luego el sistema no es tan complicado, ya lo verás.

No es para cualquiera, porque tiene su miga, pero te será muy útil si te dedicas al aprendizaje sobre cualquier tema (pero aprendizaje de verdad, del que es guiado por la curiosidad y por ir más allá de «hacer un examen»), o en general a la investigación, y también a la publicación de contenidos (como base para recoger, ordenar y combinar tus ideas).

Zettelkasten es más sencillo de lo que parece

La primera vez que me hablaron del método Zettelkasten, se me hizo un poco bola.

Lo primero, por el nombre. Que a mí, la verdad, me intimidaba un poco.

Pero luego aprendí que «zettelkasten» es la palabra alemana para el «archivador» de notas (uno de esos muebles con cajones profundos en el que poder almacenar cientos de notas). En español es «archivador», en inglés «slip-box» y en alemán «zettelkasten».

Ya intimida menos.

Lo segundo porque, en los primeros vídeos y artículos que leí sobre el tema, se insistía mucho en cosas que, para mí, no tienen tanta relevancia: como por ejemplo el sistema de numeración de las notas.

Todo surge porque la gente empieza a explicar el sistema hablando de Niklas Luhmann, un sociólogo alemán del siglo XX, que utilizaba este sistema de tomar notas modulares y relacionadas entre sí. Y claro, en su época la única manera de hacerlo era con notitas en papel que había que guardar en un archivador. Y a las que había que dar una numeración para poder mantenerlas ordenadas y poder encontrarlas después.

El sistema de nomenclatura ideado por Luhmann es ingenioso, sí, pero en realidad a nosotros no nos aporta nada. Porque podemos guardar nuestras notas en el ordenador, donde existen formas mucho más eficientes de encontrar una nota (por ejemplo con búsquedas, con etiquetas…).

Así que, si le quitas esa complejidad aparente, el método Zettelkasten tiene en realidad dos principios básicos fáciles de aplicar.

Las claves del método Zettelkasten

La base del método Zettelkasten son dos ideas básicas:

Tomar notas modulares

Tradicionalmente (yo el primero) tomamos notas de manera agrupada. Por ejemplo, vamos a una conferencia y tenemos «las notas de la conferencia». O leemos un libro y tenemos «las notas del libro».

Y eso está bien, como punto de partida.

Lo que nos propone el método Zettelkasten es que luego tenemos que digerir esas notas, y crear notas individuales. Y, en cada una de esas notas, una idea nada más.

«¡Pero entonces tendré un montón de notas!»

Sí, justo ésa es la idea.

Relacionar notas entre sí

Una vez que tenemos una nota modular, en la que solo hay una idea, llega el momento clave: cuando relacionamos esa nota con otras que ya tenemos (u otras que queremos crear). Esto es lo que hacía Luhmann a mano (escribiendo en cada nota el código de las notas con las que se relacionaba), y que nosotros podemos hacer mucho más fácilmente con las herramientas de software (como Obsidian o Notion) mediante enlaces.

¿Qué criterio seguimos para enlazar notas? Cualquiera que a nuestro cerebro le parezca bien. Porque ésa es la gracia: que nuestro cerebro, de manera natural, relaciona ideas de manera muy libre. Puedes estar escuchando la letra de una canción, y eso te recuerda un concepto, y eso te recuerda una historia, y esa historia a su vez te recuerda otro concepto, y eso a su vez enlaza con otros dos temas…

Pues si a tu cerebro se le enciende la chispa de que esa nota se relaciona con otra, tú las enlazas.

¿Y qué conseguimos con esto?

Pues una red de ideas interconectadas entre sí, de forma no jerárquica. De esta manera, en cualquier momento podemos acudir a nuestro Zettelkasten, escoger una nota… y empezar a tirar del hilo de ideas relacionadas. Porque si esa relación existe es porque en su momento a su cerebro le pareció bien, y eso te puede llevar a descubrir nuevas conexiones, a recordar cosas que habías olvidado, a explorar ideas que faltan por detallar…

Ventajas y desventajas del método Zettelkasten

Desde mi punto de vista, después de un timpo usando el método, tiene sus ventajas y sus desventajas.

Creo que tiene una potencia muy grande para recoger, de una forma muy parecida a como lo hace nuestro cerebro, todas las ideas que pasan por nuestra cabeza y (muy importante) la relación entre ellas.

Y, al tener todo eso registrado, podemos acudir a ellas como a un «segundo cerebro» para fomentar nuestra creatividad, para recordar, para seguir pensando en temas que habíamos dejado a la mitad…

En el lado de las desventajas, diría que la principal es que hay que dedicarle tiempo. Por ejemplo, estás leyendo un libro y te das cuenta de que te empiezan a surgir un montón de ideas que tienes que recoger, y cada una se relaciona con otras dos o tres… el proceso de recogida y relación de notas es más lento (no en vano estás haciendo una «copia de seguridad» de tus pensamientos).

Además, el formato de notas relacionadas entre sí puede dar la sensación de ser «caótica» y, para quienes tenemos una mentalidad más cuadriculada, nos da cierta ansiedad. Pero, cuando lo piensas bien, te das cuenta de que es como funciona tu cerebro… así que empiezas a confiar más en el sistema y a sentir menos «apego» por el orden.

Por eso, como decía al principio, creo que es un método que merece la pena seguir si luego le vas a dar alguna utilidad, en forma de soporte para tus investigaciones o para la creación de tus contenidos.

Si es así, entonces creo que es una herramienta fantástica.

Si quieres profundizar en las ideas de Zettelkasten un recurso interesante es este libro sobre cómo tomar notas inteligentes.

Deja un comentario