Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


7 comentarios en “El triunfo”

  1. Eso quizá sirva para tener un triunfo momentáneo. Sin embargo estoy más de acuerdo con esta afirmación:
    «Se puede engañar a una persona todo el tiempo y a dodo el mundo durante algún tiempo, pero no se puede engañar a todo el mundo todo el tiempo»

    Responder
  2. la cita no habla de engañar. forjarse un personaje es como convertirse a uno mismo en una marca.
    pensando en este tipo de citas, y poniéndoles cara a los «personajes/personajillos» a los que parece referirse, muchas veces me pregunto si el tonto no seré yo (y cada vez tengo más claro que la respuesta es afirmativa).
    buen puente

    Responder
  3. jajaja, cierto, se puede engañar a unos pocos todo el tiempo… o a todos durante el tiempo suficiente como para sacarles la pasta con una tontuna y cuando se han dado cuenta ya no tiene remedio.
    Sí, hay personajes que atraen más a la gente… y venden más. Y otros que quizá lo hagan mejor pero que no saben llegar, emocionar, motivar, persuadir, convender (me salió una errata pero mola el palabro nuevo que ha salido).
    Y si no es un personaje, lo que se hace es una historia completa, te están vendiendo un cuento. Érase una vez … y llegó el príncipe a salvarle y usted le pagó la cuota y vivieron felices… bla bla bla.

    Responder

Deja un comentario