Hay demasiadas cosas importantes que ningún profesor me enseñó nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas habilidades que me ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor. Más información, aquí


La cultura de los monos

Todo un cl�sico…
Metieron a cinco monos en una jaula, con una escalera en el centro y, sobre ella, un mont�n de pl�tanos. Cuando un mono intentaba subir la escalera para coger la fruta, se lanzaba un chorro de agua fr�a sobre los que permanec�an en el suelo. Pasado alg�n tiempo no hicieron falta m�s chorros de agua fr�a, los propios monos arremet�an a golpes contra el que intentaba alcanzar las bananas. Se sustituy� a uno de los monos. Lo primero que hizo fue lanzarse a la escalera, inmediatamente fue apaleado por los otros monos. Un segundo mono fue sustituido, ocurri� lo mismo y el primer sustituto particip� con entusiasmo en las palizas al novato. Un tercero fue cambiado, y el hecho se repiti�. Finalmente, el �ltimo de los veteranos fue sustituido, quedando un grupo de cinco monos que, a�n cuando nunca hab�an recibido un ba�o de agua fr�a, continuaban golpeando a aquel que intentaba llegar a las bananas. Si hubiera sido posible preguntar a alguno de ellos por qu� pegaban al que intentaba llegar a las bananas, con certeza la respuesta ser�a: «No s�, aqu� las cosas siempre se han hecho as�».

Esta historia se suele contar cuando se habla de cultura empresarial… y da que pensar, �no? �Cu�ntas veces somos nosotros igualitos que los monos?

5 comentarios en “La cultura de los monos”

  1. Me alegr� mucho de leer a Galbraith en tu post anterior, y me alegro mucho m�s ahora que nos has presentado la segunda parte del mismo. No te digo m�s porque ya est� todo dicho all�

    Responder
  2. Al contrario, lo de la religión te demuestra que aún cuando nunca nadie haya visto a dios, generaciones enteras de humanos han transmitido esa cultura y así ahora quedó establecido.
    Lo mismo vale para quienes dicen que la moral la estableció dios. En este caso se demuestra que la norma moral de no subir a la escalera, la estableció la misma comunidad de monos, no un dios inexistente.

    Responder

Deja un comentario