Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Por eso tengo una lista de correo, donde hablo de todas esas cosas que te ayudan a trabajar mejor y a vivir mejor


Uniformados con traje y corbata

Estupenda reflexión de Andrés Pérez sobre los trajes y las corbatas

¿En que se diferencia el aspecto de los ciudadanos de la china maoista de cualquier zona de negocios de una gran ciudad? […] cuanto más reglamentado es el oficio y hay menos grados de libertad, más importancia tiene el uniforme

Uniforme. Uni-forme. Una forma. Que nadie destaque. Todos iguales. ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Quién gana con esta estrategia, aparte de los sastres?
Desde que me alejé del mundo corporativo, los trajes han quedado para las bodas. No los echo de menos en absoluto.

4 comentarios en “Uniformados con traje y corbata”

  1. Al final, por lo que me toca, he de llevar traje. Para mí, no es más que eso, un uniforme, como el de cualquier otro trabajo de inferior o superior categoría. Aborrezco a quien se hace de más, o de menos, por un simple uniforme.
    Saludos,
    JP
    Historias de JP

    Responder

Deja un comentario