Hay demasiadas cosas importantes que ni el Morsa, ni la Chusa ni el Engañabaldosas me enseñaron nunca. Si quieres saber cuáles son, te las cuento aquí


2 comentarios en “Dilbert y el consultor”

Deja un comentario